Programa


HISTORIA DE HEAD START

En enero de 1964, el presidente Lyndon B. Johnson le declaró la guerra a la pobreza en su discurso sobre el Estado de la Unión. Poco después, Sargent Shriver asumió la responsabilidad de formar un panel de expertos para crear un programa de desarrollo infantil integral que ayudara a las comunidades a satisfacer las necesidades de los niños en edad preescolar. Entre estos expertos estaban el Dr. Robert Cooke, pediatra en la Universidad John Hopkins y el Dr. Edward Zigler, profesor de Psicología y director del Centro de Estudios Infantiles de la Universidad de Yale.

Parte del enfoque del gobierno en relación con la pobreza estuvo determinado por nuevas investigaciones sobre los efectos de la pobreza, así como sobre el impacto de la educación. Esta investigación hacía referencia a la obligación de ayudar a los grupos desfavorecidos, para así compensar por las desigualdades en las condiciones sociales o económicas. Head Start fue diseñado para ayudar a romper el ciclo de la pobreza, proporcionando a niños de familias de bajos ingresos en edad preescolar un programa integral para satisfacer sus necesidades emocionales, sociales, de salud, psicológicas y nutricionales. Un principio clave del programa es que fuera culturalmente sensible a las comunidades a las que ofreciera servicio, y que las comunidades contribuyeran a su éxito aportando horas de trabajo voluntario y otras donaciones como participación no federal.

En los veranos de 1965 y 1966, la Oficina de Oportunidad Económica puso en marcha un proyecto Head Start de ocho semanas. En 1969, bajo la administración de Nixon, Head Start fue transferido de la Oficina de Oportunidad Económica a la Oficina de Desarrollo Infantil del Departamento de Salud, Educación y Bienestar. EL Dr. Edward Zigler, que había servido en el comité de planificación para poner en marcha el proyecto Head Start, fue nombrado director de la Oficina de Desarrollo Infantil. En 1977, bajo la administración de Carter, Head Start comenzó a ofrecer programas bilingües y biculturales en cerca de 21 estados. Siete años más tarde, en octubre de 1984 y bajo la administración de Reagan, el presupuesto de la subvención de Head Start superó los mil millones de dólares. En septiembre de 1995, bajo la administración de Clinton, se dieron las primeras becas de Early Head Start y en octubre de 1998, HeadStart fue ratificada para ampliar servicios de día y año completos.

Head Start fue ratificada recientemente en 2007, bajo la administración de George W. Bush, con varias disposiciones para reforzar la calidad de Head Start. Entre ellas, la alineación de las metas de preparación para la escuela de Head Start con las normas de aprendizaje temprano del estado, cualificaciones más altas para el personal docente de Head Start, Consejos Asesores Estatales para el Cuidado y la Educación en la Primera Infancia y un mayor seguimiento a los programas, incluida una revisión de los resultados del niño y auditorías financieras anuales. El sistema de capacitación y asistencia técnica de Head Start fue rediseñado para apoyar a los programas a través de seis centros nacionales y de un sistema del estado para asegurar el éxito del programa.

El estatuto también incluye una disposición de promulgación de reglamentos para llevar los programas de un período de proyecto indefinido a un ciclo de subvención de cinco años. Los programas deberán demostrar que son de alta calidad o se pondrá a disposición de la comunidad una oportunidad competitiva de subvención. En 2009, bajo la administración de Obama, la Ley de Recuperación y Reinversión Estadounidense añadió más de 64.000 cupos para los programas Early Head Start y Head Start.

Desde 1965, Head Start ha prestado servicios a más de 30 millones de niños y ha pasado de ser un proyecto experimental de ocho semanas a incluir servicios de día y año completos y muchas opciones del programa. En la actualidad, Head Start es administrado por la Administración para Niños y Familias (ACF, sigla en inglés) dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, sigla en inglés). Head Start presta servicios a más de un millón de niños y sus familias cada año en zonas urbanas y rurales en los 50 estados, el Distrito de Columbia, Puerto Rico y los territorios de Estados Unidos, incluidas las comunidades de indios estadounidenses, nativos de Alaska y migrantes y trabajadores de temporada.


Head Start

Los programas Head Start preparan a los niños pequeños más vulnerables de Estados Unidos a lograr el éxito en la escuela y en la vida. Para lograrlo, los programas Head Start prestan servicios a los niños y las familias en las áreas centrales del aprendizaje temprano, salud y bienestar familiar, comprometiendo a los padres como socios en cada etapa de este proceso.

Head Start abarca al programa preescolar de Head Start que principalmente atiende a los niños de 3 y 4 años de edad y el programa Early Head Start para bebés, niños pequeños y mujeres embarazadas. Los servicios de Head Start se prestan a nivel nacional mediante 1,600 agencias, las cuales adaptan el programa federal a las necesidades locales de las familias en su área de servicio.


Early Head Start

Los programas Early Head Start (EHS, sigla en inglés) prestan servicios a bebés y niños pequeños menores de 3 años y mujeres embarazadas. Los programas EHS proporcionan servicios intensivos e integrales de desarrollo infantil y de apoyo familiar para bebés y niños pequeños de familias de bajos ingresos y para mujeres embarazadas y sus familias.


Embarazadas

El programa involucra a las mujeres embarazadas matriculadas y otros miembros pertinentes de la familia, como el padre, en los servicios de asociación con las familias, se incluye un enfoque concreto sobre los factores que influyen en la salud prenatal y postnatal de la madre y el bebé. También se discuten las opciones del programa, planificación de  la transición del bebé a la matrícula y apoyar a la familia durante el proceso de transición, cuando corresponda.

Servicios

Ambiente Seguro

El área de Ambiente Seguro cuenta con procedimientos dirigidos a atender cualquier situación que afecte los servicios que se ofrece a los niños. En adición, tenemos la línea telefónica dedicada a reportar aquello aspectos que pongan en riesgo la salud, seguridad de los niños servidos.

Niños con necesidades especiales

El Programa Head Start/Early Head Start ofrece los servicios a niños(as) con necesidades especiales en un Modelo de Inclusión. Por inclusión se entiende que los(as) niños(as) con necesidades especiales aprenden y se desarrollan en conjunto con sus compañeros de igual edad.

Educación y desarrollo

El área de educación está diseñada con el propósito de proveer a cada niño/a las experiencias educativas que les permitan maximizar su desarrollo integral. El área de servicios educativos implementa en todos sus centros un currículo educativo integrado basado en investigación.

Nutrición

El programa ofrece tres servicios de alimentos: desayuno, almuerzo y merienda en una opción regular. Para poder ofrecer estos servicios el personal de nutrición prepara un calendario mensual incluyendo estos tres servicios con las modificaciones correspondientes de acuerdo a las dietas especiales evaluadas.

Alianza familia y comunidad

El propósito está dirigido en las familia y diseñada para destacar la importancia de los padres/madres o cuidadores en la preparación escolar de sus hijos e hijas.

Para lograr este objetivo, los trabajadores sociales desde el reclutamiento, promueven una relación significativa con cada familia con el fin de identificar necesidades, fortalezas y particularidades de cada una.

Salud

El programa colabora con los padres para promover la salud y el bienestar de los niños proporcionando servicios médicos y orales. Dando la oportunidad de aprendizaje acerca del cuidado médico preventivo y de la salud oral, primeros auxilios y del cuidado en el embarazo. Provee apoyo continuo para ayudar a los padres a navegar el sistema de salud para responder a las necesidades de la salud en general.

Salud Mental

Trabaja desde un enfoque de prevención dirigido a fomentar el desarrollo socio-emocional de todos los participantes. Para lograr este objetivo todas nuestras agencias delegadas cuentan con psicólogos licenciados que ofrecen consultoría al personal y a los padres relacionadas a las preocupaciones de salud mental.

Transición escolar

Proceso diseñado para facilitar a los niños(as) y sus familias, su adaptación e integración a un nuevo ambiente escolar. En este proceso de cambio, se mantiene una estrecha comunicación con el personal del preescolar y el kindergarten, para lograr una transición saludable y exitosa.